Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Recent Posts

Visit the Your Reliable Source Blog page

Ha transcurrido más de un año y Gloria todavía tiene síntomas de COVID-19, por esta razón, ella quiere que usted se vacune.

Gloria se expuso al COVID-19 en diciembre de 2020. Una persona en la planta de fabricación de alimentos en la que trabaja dio positivo y el negocio cerró durante 10 días. Algunos días más tarde, Gloria se enteró de que tenía COVID. Lo que vino después es algo que ella dice que no le desearía a nadie.

El peor dolor que ha tenido.

Gloria dice que todo su cuerpo se sentía pesado. Tenía dolores de cabeza y fiebre. Se sentía sudorosa, con dolor de pecho y no podía respirar profundamente. Podía sentirlo en su corazón.

“Pensé que tenía un brote de lupus, pero era diferente” aseguró. Ella estaba preocupada por su corazón y pulmones debido a sus condiciones de salud subyacentes.

Ella dijo “Esperé tanto como pude antes de ir al hospital”. “Allí me hicieron una resonancia magnética y una tomografía computarizada, y encontraron líquido e hinchazón en los pulmones”.

Los médicos la trataron con muchos medicamentos, y ella decidió irse a casa. Lo peor de los síntomas vino en la noche de Año Nuevo de 2020.

“Sentía que algo golpeaba mi espalda”, dijo. “Un dolor punzante muy intenso, como una puñalada”. Gloria dijo que fue la peor sensación que ha tenido. No podía moverse ni levantarse de la cama. Tomó Tylenol para el dolor.

Se quedó en casa y algunos días después empezó a sentirse mejor.

Todavía sigue esperando recuperarse al 100%.

Cuando el dolor de cuerpo y de pecho empezaron a mejorar, ella comenzó a perder el sentido del gusto y del olfato. Cuando terminó su cuarentena, todavía le dolía el cuerpo, pero no era tan intenso. El dolor iba y venía.

Ella volvió al trabajo, pero el dolor continuaba; dos meses más tarde, todavía tenía dolor de espalda y de pecho. Para el cuarto mes, su capacidad de sentir los sabores de los alimentos todavía era limitada.

Ahora, más de un año después, ella dice que se siente un poco mejor, pero no se ha aliviado totalmente.

“No sé cómo explicarlo, pero, por ejemplo, tú estás hablando o haciendo algo y de repente no puedes respirar”, dijo. “Tienes que esforzarte mucho para que tus pulmones se llenen nuevamente de aire”.

Incluso esta última Navidad, dijo que durante la cena no pudo sentir sabores como el de la soda, la barbacoa y hasta de los aderezos de la ensalada. El dolor de cuerpo ha mejorado, pero en ocasiones siente dolor en los pulmones.

“A medida que pasa el tiempo, los síntomas desaparecen, pero en ocasiones todavía se sienten” indicó. “Estoy 99% mejor y con la esperanza de que a medida que pase el tiempo la enfermedad desaparecerá completamente. Pero me siento bien, por lo menos estoy viva”.

Usted no puede estar seguro de que no se contagiará.”

Gloria está vacunada y tiene su dosis de refuerzo. Las vacunas no estaban disponibles cuando ella contrajo COVID-19. Ella desea recordarles a todos que se vacunen y que se apliquen su dosis de refuerzo, porque es la mejor manera de disminuir la posibilidad de contagiarse de COVID-19.

“Vacúnese”, dice. “Usted no puede estar seguro de que no se contagiará de COVID-19 y no le hará daño. Necesita vacunarse para sobrevivir. No quisiera que nadie pasara por lo que yo pasé”.

Los síntomas a largo plazo pueden ser causados por varios factores como daño a los órganos e inflamación por COVID-19. Se pueden presentar después de haber adquirido una infección leve o asintomática.

Los médicos todavía no saben quiénes están en riesgo de padecer síntomas a largo plazo después de haberse infectado con COVID-19. Pero sabemos que, en el condado de Pierce, las personas que no están vacunadas son 3 veces más propensas a infectarse con COVID-19, 10 veces más propensas a ser hospitalizadas, y 9 veces más propensas a morir. Puede obtener más información acerca del estado del COVID-19 en el condado de Pierce en nuestro tablero de control.

Encuentre su dosis.

Encuentre hoy su vacuna contra el COVID-19 en tpchd.org/vaxtothefuture. Si necesita transporte para ir a una cita o se le dificulta salir de casa, ¡podemos ayudarle! Comuníquese con nosotros al (253) 649-1412, de 8:00 a. m. a 4:30 p. m., de lunes a viernes.

Usted puede incluso hacer más para ayudar a detener la propagación del virus.

Con información confiable siempre se puede ayudar a generar confianza. Suscríbase al blog Your Reliable Source para recibir nuestras noticias e información más recientes.