Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Recent Posts

Visit the Your Reliable Source Blog page

Incluso en las situaciones más difíciles, es posible encontrar algo de humor. ¿Mi mejor consejo? Encuentre aquello que lo conecta.

Cuando le digo a las personas que trabajo para el Departamento de Salud del Condado de Tacoma-Pierce, y mi trabajo es hablar sobre la vacuna contra COVID-19, a menudo me preguntan si me veo envuelta en discusiones.

No es ningún secreto que la vacuna contra COVID-19 puede ser un tema complicado, pero estoy feliz de informar que nunca he conocido a nadie que quiera discutir o pelear conmigo. La mayoría de las personas solo quieren hablar de lo que les preocupa.

Mi área de enfoque son los residentes del condado de Pierce que hablan español.

Las poblaciones latinas e hispanas del condado de Pierce tienen las tasas de vacunación más bajas del condado. Solo el 42% de la población hispana del condado de Pierce ha recibido una o más dosis de la vacuna. Esta cifra debería alarmar a cualquiera que esté esperando el fin de esta pandemia.

La desinformación respecto a las vacunas es uno de los problemas, razón por la cual el equipo de divulgación comunitaria del Departamento de Salud trabaja duro para revertir la información errónea o dañina que circula por las redes sociales.

Nuestro mensaje es consistente: “La vacuna contra COVID-19 es segura, gratuita y no requiere de seguro ni identificación”. Traducimos este mensaje al español y lo compartimos en radio, TV, podcasts, carteleras digitales y carteles.

En los mercados de agricultores, despensas de alimentos y centros de actividades en todo el condado se llevan a cabo las clínicas Casual y Conectado en las que las personas tienen la oportunidad de aclarar todas sus dudas. También nos asociamos con emisarios y líderes de confianza en la comunidad.

El 7 de diciembre, únase para un “Almuerzo y Aprendizaje” sesión en español vía zoom con el Dr. Enrique Leon. El Dr. Leon es un médico familiar y puede responder a las preguntas de padres y cuidadores sobre cómo vacunar a sus hijos. Animo a los padres y cuidadores de habla hispana que participen.

El compromiso comunitario nos ayuda a encontrar cosas que tenemos en común.

Todos queremos que nuestros hijos y familias estén sanos. Todos queremos evitar contagiarnos de COVID-19, y todos nos estamos cansando de la pandemia.

Como madre trabajadora, tengo mucho en común con otros padres trabajadores que hacen malabares con sus trabajos, las guarderías, las tareas domésticas, la escuela, las actividades y el cuidado de sus hijos.

Mi madre sufrió un derrame cerebral hace unos 7 meses. Fue entonces cuando decidí que era hora de vacunarme, por ella y por mis hijos. Necesitaba de mis cuidados para recuperarse de su derrame cerebral.

Incluso en las situaciones más difíciles, es posible encontrar algo de humor. Cuando hablo con diferentes personas, familias o dueños de negocios, por lo general compartimos una risa sobre alguna cosa.

Por ejemplo, durante una de mis primeras clínicas Casual y Conectado, vi una familia de 6, ambos padres, su hijo adolescente y 3 niños pequeños. Al preguntarle a los padres si tenían más preguntas, la madre me miró con una expresión seria y me preguntó: “¿Cuándo nos convertimos en zombis?”

Todos empezamos a reírnos. Fue una gran manera de romper la ansiedad de esta familia por la vacuna.

Mi trabajo es gratificante porque me da la oportunidad de ayudar a aquellos en la comunidad que son más vulnerables a esta enfermedad. Muchas personas en la población hispana son trabajadores de primera línea, y me encuentro con muchos que no saben de qué forma el departamento de salud puede ayudarles.

Marcar la diferencia en la vida de alguien es lo que hace que mi trabajo y mi vida tengan más sentido.

Si habla con alguien que puede no estar de acuerdo con vacunarse, haga todo lo posible para escucharlo y empatizar. Decirle a una persona que está equivocada interrumpe la comunicación y podría hacer que se sienta avergonzada.

¿Mi mejor consejo? Encuentre aquello que lo conecta. Encuentre algo que tengan en común. Y si alguien habla de zombies, no olviden reírse.

Conozca dónde puede vacunarse.

Si aún no se ha vacunado, puede encontrar el lugar indicado para recibir su dosis en tpchd.org/vacunacovid19.

Todas las personas mayores de 5 años son elegibles. Si necesita quien lo lleve a una cita o se le dificulta salir de casa, ¡podemos ayudarlo! Llámenos al (253) 649-1412, de 8 a. m. a 4:30 p. m., de lunes a viernes.

Así podrá hacer aún más para ayudar a detener la propagación.