Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas. Las vacunas deben pasar algunas de las pruebas de seguridad más rigurosas en la medicina. El proceso de aprobar y vigilar las vacunas se ha manejado por décadas. Es el mismo proceso que se usa para desarrollar vacunas para sarampión, las paperas, la tos ferina (tos convulsiva) y los virus de la gripe de temporada.  

El proceso de producir una vacuna segura y eficaz para usted inicia con ensayos clínicos. Los ensayos para las vacunas contra el COVID-19están en proceso. El desarrollo y la distribución de las vacunas conlleva muchas medidas de precaución.  

La vacuna contra el COVID-19 también es segura para los niños. Desde el inicio de la pandemia, más de 15 millones de niños han recibido la vacuna contra el COVID-19 en los Estados Unidos.  

Si bien el COVID-19 suele ser más leve en los niños que en los adultos, los niños todavía pueden enfermarse gravemente y transmitirlo a amigos y familiares que tienen un sistema inmunitario comprometido o son vulnerables de otras maneras. Las personas embarazadas pueden correr un mayor riesgo de enfermarse gravemente por el COVID-19. Las personas embarazadas y sus familias deben tomar medidas para mantenerse saludables y reducir el riesgo de contraer la COVID-19 Obtenga más información aquí: Embarazo, parto y cuidado de su recién nacido.